miércoles, 31 de marzo de 2010

Tiempos de volver al Señor

Mucha gente y muchas mujeres que lloraban y gritaban de tristeza por él, lo seguían. Pero Jesús las miró y les dijo: -Mujeres de Jerusalén, no lloren por mi, sino por ustedes mismas y por sus hijos. Porque vendrán días en que se dirá: "Dichosas las que no pueden tener hijos, los vientres que nunca concibieron y los pechos que no dieron de mamar." Entonces comenzará la gente a decir a los montes: '¡Caigan sobre nosotros!' Porque si con el árbol verde hacen todo esto, ¿qué no harán con el seco?

Lc 23, 27-31


Amigas, me retiro por unos días a vivir estos días de profunda reflexión. Deseandole a cada una, igual que para mi misma, que el Señor nos regale la fuerza,.... la fe, para cargar cada quien con su propia cruz. Pero cargarla con amor, de ese amor del cual el Padre derrocha con todos nosotros y que es digno de imitar. Muy en especial en este tiempo que nos ha tocado vivir donde el hombre se ha olvidado de su Creador, de su origen y vive buscandose a si mismo. En una lucha por buscar la felicidad entre los afectos y lo material, ignorando que la felicidad solo se vive en Cristo Jesus. ¡Que la paz del Señor este con ustedes!
¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCION!

2 comentarios:

Marcela dijo...

Me gusta mucho tu reflexión. Felices Pascuas!!! Un abrzo

仲亨仲亨 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.